La Evolución y la Torre de Babel


La Evolución y la Torre de Babel

 


Me gustaría compartir contigo algo que confunde a los evolucionistas - y poner en tus manos un libro/DVD sorprendente que revela los detalles. Es nuestra manera de agradecerte por tu regalo de llevar la verdad de  la creación a tu comunidad.

La historia comienza en la región sur de la antigua Mesopotamia, donde 30 estructuras enormes han sido descubiertas y que los arqueólogos describen como torres de culto. Estas enormes estructuras se asemejan a pirámides  con la parte superior plana y fueron magistralmente construidas de ladrillos de barro. Estos edificios tenían escaleras y rampas que conducen a la elevación más alta, donde se construyó una plataforma para la adoración de ídolos.

Estos templos han sido identificados como zigurats. Fueron diseñados con lados iguales que representan la forma de un cuadrado. y oscilan desde de 20 metros (65 ft.) hasta más de 90 metros (295 pies) de alto, e iban por niveles y el techo era para  ser un lugar para que los dioses habitaran y recibiesen  la adoración del hombre. Estos edificios imponentes, que datan del 3er milenio antes de Cristo, demuestran un increíblemente alto grado de artesanía de mampostería. Estas estructuras no se han encontrado antes de este tiempo y, lo más importante, que demuestran la aparición repentina de la civilización humana. El nivel avanzado de la ingeniería, la arquitectura y la comunidad descubierta alrededor de estos zigurats es contraria a lo que los evolucionistas creen en lo que respecta al desarrollo del hombre.

Se puede comparar a la explosión cámbrica, la aparición repentina de una gran variedad de invertebrados complejos, algunos con ojos compuestos como los mamíferos modernos. Esta «explosión» de la vida ha dejado estupefactos a los evolucionistas con su mantra de cambio lento en el tiempo. Del mismo modo, la aparición repentina de un muy organizado grupo  de personas que trabajan juntas para convertirse en una sociedad avanzada confunde las hipótesis darwinianas sobre el desarrollo humano.

Los historiadores generalmente definen una civilización como un gran número de personas que trabajan en grupos especializados para lograr un propósito común. Habría diferentes grupos sociales tales como entidades económicas, políticas y jurídicas que tendrían que estar trabajando en armonía para que la sociedad continúe sosteniéndose por sí misma. Es similar a un motor afinado con todas las partes trabajando juntas para lograr un objetivo común.

El desarrollo y el uso de un lenguaje escrito es lo que muchos historiadores identifican como otro indicador de un pueblo altamente civilizado. La gente sofisticada están caracterizados por la formación de una cultura que se basa en creencias y valores mutuos compartidos. Estos elementos comunes se expresan en forma de comportamientos, lenguaje, símbolos y costumbres que se transmiten de una generación a la siguiente.

Los arqueólogos creen que el zigurat era una parte integral de la planificación de la ciudad y con frecuencia se dedicaba a un dios o una diosa principal. Estas estructuras proporcionan la primera cuenta de urbanización humana emergente con un lenguaje escrito en donde la gente se asentaría en un lugar y cultivaría la tierra fértil. La civilización más antigua conocida por el hombre surgió en el sur de Mesopotamia, que es llamada «la cuna de la civilización». La región en la que también los ríos Tigris y Éufrates convergen se conoce como Media luna fértil. el nombre Mesopotamia se deriva del antiguo griega que significa un país entre dos ríos.

Esta es una descripción perfecta de este lugar. Curiosamente, dos de los cuatro ríos identificados como la ubicación del Jardín del Edén son el Tigris y el Éufrates (ver Génesis 2:10-14).    

Este área proporciona un suministro abundante de agua para que las plantas crezcan generosamente y sostengan grandes poblaciones. Estas personas aprenderían a vivir juntas, utilizando la tierra para obtener alimentos y otros recursos, dando lugar a una sociedad agraria. Hoy en día estos dos ríos principales incluyen el actual Irak, Siria, Kuwait, las fronteras de Turquía y Siria, así como Irán. El sitio arqueológico en Sumer, la parte más al sur de la Mesopotamia en el sur de Irak, es conocida por el surgimiento de las personas identificadas como los sumerios. La evidencia sugiere que ellos fueron los que se asentaron en esta zona y eran responsables de las numerosas piezas arqueológicas descubiertas allí. Sobre estas llanuras pantanosas de la «Media luna fértil», los sumerios cuidadosamente diseñaron sistemas de drenaje y desarrollaron una cultura agraria avanzada capaz de alimentar a un gran número de personas. Los sumerios no sólo eran excelentes agricultores, eran también expertos artesanos y trabajadores del metal también producían  prendas tejidas, trabajo artístico de cuero, y la forja de metal en la fabricación de herramientas y cerámica.

Por primera vez en la historia, los sumerios desarrollaron una forma de industrialización, produciendo artículos que podrían ser objeto de comercio o trueque a lo largo de las rutas de comercio establecidas.

Muchos de los artefactos que se han encontrado demuestran capacidades avanzadas tales como un arado resistente para voltear hacia  arriba el terreno, las ruedas de madera para vagones y un torno de alfarero para hacer una variedad de artículos de cerámica. Junto a todos estos descubrimientos excepcionales, había evidencia de que tenían el primer sistema de escritura. Miles de restos resistentes de tablillas de arcilla han sido excavados con dibujos que indican jeroglíficos pintorescos dibujados en la arcilla húmeda antes del endurecimiento. De la misma manera, hay evidencias de símbolos estilizados de cuña que se adjuntan a las sílabas en la antigua lengua sumeria. Estos se clasifican como el sistema de escritura conocido como Cuneiforme. La evidencia sugiere que esta forma de comunicación fue la base para el mantenimiento de registros de comercio, contratos, narrativas, culto religioso, tratados astronómicos e incluso diccionarios.

Los sumerios también influyeron en el mundo de las matemáticas mediante el establecimiento de un sistema numérico basado en diez. Los Sumerios dividieron el círculo en 360 grados y se derivó la palabra docena para el número 12. También se cree que nuestros relojes de hoy en día con 12 horas con 60 segundos en un minuto y 60 minutos en una hora son todos derivados de la cultura sumeria.

Es importante tener en cuenta que esta primera civilización tenía profundas creencias religiosas. Toda su existencia se orientó en torno a adorar ídolos. Ellos creían que la tierra fue creada por sus antepasados que se habían separado las aguas de un caos acuático. También creían que una inundación se llevó a cabo civilizaciones pasadas y podría ser responsable de las muchas leyendas de las inundaciones que se han popularizado hoy en todo el mundo. Estas leyendas de inundaciones se extienden hacia el Lejano Oriente, la India, China, Asia meridional, Oriente Medio, Europa, las Américas, las islas del Pacífico, y Australia. El «Epopeya de Gilgamesh», una de las primeras obras literarias para referirse al  Héroe-Rey de Sumer, es sorprendentemente similar al del relato bíblico de Noé y el diluvio universal descrito en el libro de Génesis.

Los descubrimientos arqueológicos de Mesopotamia son tan abundantes y significativos que ningún otro sitio en el mundo puede competir con él. Hay tanto detalle que revela claramente que los sumerios fueron personas extraordinarias, muy por delante de su tiempo. Los historiadores y arqueólogos coinciden en que la aparición repentina de este tipo de civilización sofisticada es inexplicable. No es sólo un fenómeno en sí mismo, pero viene con conexiones extrínsecas que deben significar algo para los capacitados científicos  e incluso el observador casual. Parece ser que esta cuna de la civilización tiene muchas preguntas sin respuesta.

Desafíos para la Evolución
El pensamiento evolucionista asume que el hombre era originalmente un cazador-recolector que no era muy inteligente en absoluto. Debido a que la evolución nos dice que los seres humanos se relacionan directamente con los grandes simios, los primeros proto humanos eran más primates que humanos. Ellos evolucionaron, los evolucionistas insisten, desarrollándose intelectualmente a través del tiempo desde sus antepasados simiescos hasta el Homo sapiens moderno. El pensamiento evolutivo en cuanto a cómo y cuándo surgió el hombre en su estado actual es muy controvertido. De acuerdo con los evolucionistas, hace 2.5 millones de años algún tipo de ser humano apareció. No fue hasta hace unos 200.000 años que los humanos modernos como los conocemos hoy en día estaban caminando en la tierra con los Neandertales.

Por supuesto, estas conclusiones que rodean el escenario del mono-al-hombre son extremadamente especulativas. Muchos de los fósiles de Homo pueden caer en la categoría de la variación de la forma humana como lo demuestran las diversas formas de los cráneos y tamaños. El argumento a favor de la evolución humana se resume muy bien por Ian Tattersall, un paleoantropólogo y curador en el Museo Americano de Historia Natural. Hablando de la colección de fósiles en la cual los evolucionistas claman su demanda del mono-al-hombre, dijo, «Podrías colocarlos en la parte trasera de una camioneta si no te importa cuán desordenado está todo». Con muy poca evidencia , es difícil determinar que el hombre evolucionó de los simios.

Hay muchos arqueólogos que basan sus interpretaciones evolutivas en premisas. Cuando son desafiados con el fenómeno de la aparición repentina del hombre civilizado, invocan automáticamente el falso paradigma de largas épocas.

¿Cómo pudo una cultura de cazadores y recolectores primitivos y nómadas llegar a ser tan sofisticados y desarrollar esta civilización avanzada? La respuesta de la arqueología moderna a esta pregunta es de sobreponer sus ideas evolutivas. Ellos se van hacia atrás en  el tiempo al fechar  sus artefactos con varios miles de años. Toman en cuenta el tiempo que necesitan, en forma de miles de años, dando  al hombre el tiempo que necesita para desarrollarse y transformarse en una civilización avanzada

Pero ¿Qué pasa si no había necesidad de un desarrollo evolutivo, debido a que estos pueblos antiguos tenían un gran potencial innato?

Los sumerios eran mucho más sofisticados de lo que la historia evolutiva predice. Sin duda, parece que eran extremadamente inteligentes, con la capacidad de resolver problemas complejos, de construir torres a sus ídolos con ladrillos de arcilla, y crear y poblar las ciudades. Ellos crearon una red social política coordinada en la que trabajaron juntos en diferentes nichos y vocaciones, y exhibieron habilidades increíbles todas dedicadas a la construcción de un país avanzado e industrializado.

Implicaciones Bíblicas
En Génesis 11: 1-9, presenciamos evidencias de primera mano de esta civilización avanzada en la descripción de la Torre de Babel. El versículo 2 describe la Mesopotamia, la cuna de la civilización, indicando: «Y aconteció que cuando salieron de oriente, hallaron una llanura en la tierra de Sinar, y se establecieron allí». La palabra hebrea para «Sinar» significa un país entre dos ríos. La historia de Babilonia está altamente entrelazada con el pueblo sumerio, pero la escala de tiempo evolutivo afirma  que Babilonia vino después. Sin embargo, el obispo Ussher sugiere que la Torre de Babel fue construida unos 100 años después del diluvio que él dice que se produjo en el 2348 AC. A partir de esto, se puede deducir fácilmente que los sumerios / babilonios fueron las personas que habitaron la tierra de Sinar.
 
Génesis 11: 3 nos dice que la torre fue hecha de ladrillos. Los arqueólogos reconocen que los sumerios poseían gran habilidad en la fabricación de ladrillos y mampostería. Construyeron ciudades y fueron un pueblo orgulloso. Ellos creían que sus antepasados atraparon y domaron a los dioses del agua que causaron el caos al separar el agua de la tierra. De acuerdo con la historia de la creación sumeria, tal creencia era un insulto directo a Dios que proporcionó un arca a su abuelo Noé para salvar a la humanidad.

Se llevó un tiempo muy corto, de 120 años o más, para que el pueblo  renegara de su Creador Y dijeron:

«Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra.»(Génesis 11: 4).

Se negaron a extenderse y tomar el dominio de todo el planeta, pero sí disfrutar del botín de una tierra fértil. Testimonio en los registros arqueológicos demuestra que tenían una extraordinaria habilidad y fueron bendecidos con increíbles dones para llevar a la existencia una cultura avanzada para la época. Pero eligieron no sólo desafiar el nombre de Dios, sino a desafiar la orden de Dios. Su líder era Nimrod. Escucha la descripción de este rey de Babilonia según consta en la escritura del gran historiador judío, Josefo.

Ahora era Nimrod que les excitó a  ofender y menospreciar a Dios de  manera tal. Era nieto de Cam, hijo de Noé, un hombre audaz y de gran fuerza de voluntad. Él los convenció de no atribuir a Dios, sino como si fuera por sus propios medios que eran felices, para creer que se trataba de su propio valor, que procuraron esa felicidad. También cambió poco a poco el gobierno en tiranía, viendo ninguna otra manera de convertir a los hombres del temor de Dios, sino para ponerlos en una dependencia constante en su poder.

El Dios trino cambiaría el curso de la historia y pronuncia un juicio sobre la humanidad que se sintió hasta el final de el tiempo terrenal.

«Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero. Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad».(Génesis 11:7-8).

Hoy tenemos varios miles de idiomas que la mayoría de los lingüistas pueden reducir hasta por debajo de cien. El lenguaje es una expresión tan complicada que los evolucionistas tienen dificultades para encontrar sus orígenes. El sumerio y el hebreo se clasifican entre una pequeña lista de los idiomas más antiguos.

En su libro, la Torre de Babel: la historia cultural de nuestros antepasados, Bodie Hodge sugiere que Dios confundió el habla de la gente en al menos 78 idiomas distintos, en función de las familias que figuran en el Génesis 10. El remarcable libro de Hodge se acompaña de un DVD dándonos  una revisión detallada de la Torre de Babel. Esto hace una combinación magnífica de libro/ DVD que deseamos que tenga al enviar una donación de $ 35.00 o más.

Podemos ver claramente que la aparición repentina de una sociedad sofisticada desafía la teoría de la evolución. Ese es el testimonio que tenemos concerniente a la Torre de Babel. El mundo necesita escuchar este mensaje ya que arroja la luz de Dios en la confusión y el caos que existe en los medios de comunicación y las escuelas públicas hoy. Tu apoyo ahora traerá la luz de la verdad en la vida de los jóvenes y adultos que necesitan urgentemente conocer a su Creador y Salvador. Te pido tus oraciones y tu apoyo financiero hoy. Muchas gracias por colaborar con nosotros.

Director Ejecutivo de la CSI           
-Tom DeRosa