EVIDENCIAS EN LA TIERRA

 

Cómo comenzó la tierra (y otros planetas) es todavía una pregunta abierta en los círculos evolucionistas. Los evolucionistas concuerdan en que la tierra fue formada hace unos 4,600 millones de años, empezando de un estado gaseoso muy caliente y eventualmente enfriándose.

Los creacionistas sostienen que la tierra comenzó con el Creador, quien milagrosamente formó la corteza de la tierra en el tercer día separando la tierra y el agua, como esta expuesto en Génesis:

Dijo también Dios: «Júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, y descúbrase lo seco.»  Y fue así.  Y llamó Dios a lo seco Tierra, y a la reunión de las aguas llamó Mares.  Y vio Dios que era bueno. Génesis 1:9-10 

Los evolucionistas critican a los creacionistas por lo que ellos consideran una irracional y poco inteligente fe en la Palabra de Dios.  Los críticos fallan en reconocer que la Palabra de Dios es el «Logos» (Juan 1:1), la «inteligencia» del universo.  Génesis 1:9-10, arriba, demuestra esto.  Enfatiza en la separación de la tierra y los mares, lo cual puede también ser entendido como la separación de la masa sólida de tierra y del agua.

Los científicos en química definen la formación de los cristales como un proceso en el cual las sales que están disueltas en líquido se separan y forman un cristal sólido en determinadas condiciones. Es interesante notar que el granito es una roca hecha de cuatro diferentes tipos de minerales, cada uno con una única estructura cristalina.

Uno podría lógicamente proponer, que al separar Dios la tierra de las aguas, fueron formadas masivas estructuras de rocas fundamentales.  Nadie puede estar seguro, porque ninguno conoce exactamente el proceso que Dios usó.  Sin embargo, la propuesta basada en que Dios usó la separación de lo sólido a partir del agua tiene más sentido científico que el gas caliente de los evolucionistas.

El proceso por el cual son hechas las rocas y los minerales –la separación de lo sólido y el agua– puede ser observado hoy.  Las rocas vienen del magma de la tierra, el cual es un fluido fundido dentro de la tierra.  El magma está compuesto por varios metales y oxígeno.  Junto con estos componentes está encapsulado el vapor bajo una tremenda presión y calor.  Para que el magma se vuelva roca, tiene que enfriarse saliendo a la superficie.  El calor del magma hace que la roca que esta encima se derrita, permitiendo que el magma se acerque a la superficie.  El magma se enfría antes de romper la capa superior y forma una dura roca cristalina.  El granito es un gran ejemplo de esta formación de roca.  Otra forma que el magma viene a la superficie es por la explosión de un volcán.  El magma, una vez que rompe abruptamente la superficie de la tierra, es llamado «lava».  Esta sale del volcán con una gran cantidad de vapor y mientras fluye sobre la superficie de la tierra, comienza a enfriarse y eventualmente a endurecerse.  «Obsidian» es un ejemplo de roca formada de la lava.

Es importante notar que el vapor encapsulado tuvo un rol importante en la formación de las rocas cristalinas.  Los minerales que fueron formados pasaron a través de un complicado proceso, combinándose y recombinándose, hasta formar una estructura química estable.  Mientras los minerales se enfriaron, la separación del agua y lo sólido continuó hasta que diferentes clases de minerales se mezclaron, formando las rocas que observamos hoy.  Es obvio en la formación de un tipo básico de roca, que hay separación del agua y lo sólido.  Esto es un hecho científico observado.

Cuando miramos la corteza de la tierra –esta masiva placa exterior– podemos solamente maravillarnos de la fuerza creadora que la hizo.  ¿Es el resultado de aleatorias colisiones elementales, las cuales a través de millones de años formaron las rocas que vemos hoy? O, ¿es esto evidencia de la ejecución de un diseñador inteligente?  ¿Nos dejó Dios a propósito un modelo de formación de roca en el magma y la lava de la tierra que nos llevara a Su Palabra?, ¿Es el principio de separación de lo sólido a partir del agua, o «tierra» y los «mares», una más inteligente alternativa que la que nos han enseñado hoy? La evidencia habla fuerte y claramente y apunta a un Dios Creador.

¿QUÉ NOS DICEN LAS ROCAS ACERCA DEL DILUVIO?
Las rocas contienen evidencia importante acerca de los orígenes de la tierra.  Los Geólogos clasifican las rocas en tres tipos básicos, basados en los procesos por los cuales las rocas son formadas.  El primer tipo son las rocas ígneas, las cuales son formadas por el magma.  Si el magma alcanza la superficie de la tierra, se convierte en la lava que se derrama en los volcanes.  Una vez que las rocas alcanzan la superficie, estas están sujetas a factores ambientales tales como el viento, la lluvia, e incluso eventos catastróficos (como el Diluvio universal).  Estos factores causan que las rocas se fracturen en pequeñas piezas que llegan a adherirse (como un cemento) todas juntas.  El cemento está hecho de químicos que, cuando son mezclados con agua, se endurecen en un corto período de tiempo.  Las rocas que están hechas de pequeñas fracturas o sedimentos son clasificadas como sedimentarias. El tercer tipo de roca son las metamórficas –rocas que han cambiado dramáticamente a una nueva composición química–.  Por ejemplo, la piedra caliza cambia a mármol cuando es puesta bajo tremendo calor y presión.

Un grupo de preguntas básicas aparece cuando uno considera el proceso requerido para formar estas tres clases de rocas. Las respuestas ofrecidas por los modelos evolucionistas dejan espacios que no pueden ser llenados en la búsqueda de conclusiones inteligentes. El modelo del catastrófico Diluvio universal ofrece una explicación más racional y coherente para responder a estas preguntas básicas.


1. ¿Cómo se endurecieron las rocas sedimentarias?




Las rocas sedimentarias necesitan agua para cementar juntas las delgadas partículas de sedimentos.  ¿De dónde vino el agua?  Los evolucionistas resuelven este dilema ondeando la varita mágica del «tiempo».  Ellos insisten en que los sedimentos fueron vertidos en ríos, lagos, y océanos los cuales después cayeron al fondo que se acumularon en capas.  Después de muchos años, esos sedimentos se endurecen en capas, endureciéndose primero las que están en el fondo.  El problema con esta teoría es que hay camas de rocas sedimentarias por todas partes altas de la corteza terrestre.  La mayoría de las grandes cadenas montañosas son hechas de rocas sedimentarias.  ¿Cómo fue que todos esos sedimentos se acumularon y llegaron a cementarse para hacer imponentes montañas?  La respuesta lógica es un Diluvio universal.


2. ¿Hay alguna alternativa diferente al tiempo como mecanismo de formación de las rocas?

¡Sí!  La formación de las rocas puede ser explicada por medio de dos procesos, compactación y cementación, ambos pudieron haber ocurrido dentro de un año después de que las aguas del Diluvio comenzaron a descender.

Una inundación global pudo haber acumulado una enorme cantidad de sedimentos.  Cuando la inundación se detuvo, los sedimentos pudieron haber comenzado a asentarse.  Al principio, antes de que las aguas comenzaran a evaporarse, se habría manifestado una gran presión sobre las capas del fondo.  Esto causaría la compactación.  El geólogo creacionista John Morris explica esto como un «efecto panqueque».

Cuando una capa de sedimentos del panqueque es cubierta con otros panqueques, los granos de arena son empujados unas con otros; empujando el agua hacia fuera.  La compactación es el primer paso al convertirse un sedimento a una roca sedimentaria, pero no el único paso.

El segundo paso es la cementación.  La goma que endurece la roca es generada por el agua caliente y los minerales producidos por los efectos del Diluvio.  No le toma un largo tiempo a la roca endurecerse en capas.  Las capas que son observadas son realmente estratos de sedimentos llamados «panqueques», como propuso John Morris.

Este proceso no necesita tomar mucho tiempo.  Recuerde, hacer roca sedimentaria es como preparar cemento.  Para hacer cemento, usted necesita tener los ingredientes apropiados y las condiciones correctas.  Las aguas habrían sido calientes y profundas a la vez, dando la energía necesaria para la compactación.  El modelo del Diluvio universal provee la cantidad masiva de agua y sedimentos que serían necesarios para construir las gruesas capas de «panqueque» para formar las montañas presentes hoy día.  Esta sería una alternativa más inteligente.

 
3. ¿Qué produjo la presión masiva y el calor necesario para hacer las rocas metamórficas?

El calor y la presión requeridos para hacer la vasta cantidad de roca metamórfica en la corteza terrestre no está disponible hoy día.  La fuente de energía para hacer eso tiene que ser tremenda y no es observada en el presente en ningún lugar de la tierra.  El Diluvio catastrófico que es nombrado en Génesis 6-9 pudo producir las fuerzas necesarias para crear roca metamórfica en la escala observada hoy.

 
4. ¿Por qué son encontrados los fósiles en abundancia en cada continente?Los fósiles son rastros de plantas y vida animal que existieron en el pasado y son encontrados sólo en las rocas sedimentarias.  Los creacionistas creen que los fósiles fueron depositados durante el Diluvio universal, una obvia fuente de agua necesitada para compactación y cementación.  Los fósiles llegan a miles de millones y sugieren un repentino y catastrófico evento que los enterró antes de ocurrirles cualquier deterioro o descomposición.

Las rocas en algún momento tuvieron que ser suaves o tener un líquido que fluyera sobre ellas y enterrarlas.  Han sido encontrados depósitos de miles de peces en capas sedimentarias.  Si esos peces hubieran yacido sobre la superficie, expuestos a los elementos, se habrían desintegrado rápidamente.  Los huesos de pescado y las escamas no se endurecen… se dispersan.  Aun así, hay depósitos fosilizados que muestran huesos, e incluso escamas, como si alguien hubiera tomado una foto y la hubiera incrustado en las rocas.  Uno tendría que concluir que esos fósiles, como son observados hoy, tienen que ser el resultado de un evento catastrófico que causara que fueran rápidamente enterrados.  La evidencia de los fósiles señala a un Diluvio global.

LA COLUMNA GEOLÓGICA Y SUS PROBLEMAS INHERENTES


La Columna Geológica es una popular tabla del tiempo usada para fechar diferentes estratos por medio del uso de los fósiles.  Los geólogos han encontrado que clasificar las rocas por comparación de fósiles de todas las partes del mundo es una herramienta muy valiosa.  Parte del registro geológico histórico es hecho por el uso de fósiles índices que se extiende en un período de 570 millones de años.  En teoría, el registro geológico total va hacia atrás en el tiempo unos dos mil millones de años.  Esos fósiles índices tienen características específicas.  La mayoría vienen de material de conchas marinas duras.  De todos los millones y millones de fósiles, el 95% son de naturaleza marina.  Los fósiles índices tienen que llenar ciertos criterios.  Ellos tienen que:

  1. Ser encontrados en áreas amplias
  2. Ser únicos y distinguibles en su naturaleza
  3. Ser de un organismo que vivió por un corto período de tiempo
  4. Estar presente con abundancia en las capas de rocas.

Los fósiles, en general, están distribuidos por clases, como sigue:

  • 95%  invertebrados de aguas superficiales, mayormente de concha dura
  • 75%  algas y plantas
  • 238%  insectos e invertebrados
  • 013%  peces, anfibios, reptiles, pájaros y mamíferos.

¿UNA SECUENCIA ORGANIZADA?


La columna geológica teoriza que la complejidad de fósiles en el suelo incrementará a medida que uno asciende la columna a través de la superficie de la tierra. Si usted fuera a cavar un gran hoyo, esperaría encontrar, de acuerdo con la columna geológica, una progresión ordenada de fósiles, con los más simples al fondo y los más complejos a través de la parte superior.  La teoría sostiene que los estratos sucesivos están marcados con los fósiles índices.  Es importante notar que las rocas sedimentarias, las rocas en las cuales son encontrados los fósiles, no pueden ser fechadas por el método de fechas de radioisótopos; en cambio, estas rocas son fechadas por medios de fósiles índices.

Si usted encontrara un fósil índice, podría determinar su edad localizándolo en un diagrama de la columna geológica y ver la edad que se le ha asignado a esa capa de roca.   Pero, ¿cómo fue determinada originalmente la edad de las capas y sus fósiles índices?  Estas edades fueron asignadas en base a la presuposición de que estas capas de roca fueron depositadas lenta y gradualmente a través de millones de años.  Por supuesto, los evolucionistas argumentan que esta secuencia de fósiles es prueba de la evolución.

De manera que, mientras es cierto que hay un orden general para los registros de fósiles en los libros de la Columna Geológica presentan una descripción muy organizada.  De hecho, muchos fósiles se encuentran fuera de secuencia de acuerdo con las expectaciones de los evolucionistas, como por ejemplo, las huellas de animales de cuatro patas en la tierra, las cuales aparecieron 18 millones de años antes que las Tiktaalik, los cuales son unos peces que los evolucionistas aseguran que conforman el comienzo de la evolución de las patas en los animales.  También, algunos organismos como el pino Wollemi, presuntamente desapareció de los registros fósiles por un periodo de tiempo que representa millones de años, aun cuando todavía al día de hoy estos existen.  Es común para los científicos el descubrir criaturas fosilizadas en las rocas que ellos previamente pensaban que eran muy antiguas o muy jóvenes como para contenerlas.

Además, en ninguna parte en la tierra es observable la columna completa.  Solo hay pequeñas secciones disponibles en diferentes partes del mundo.  Una de las más impresionantes formaciones es el Gran Cañón.  Hay varias capas geológicas representadas en la era Paleozoica y expuestas en el cañón.  Incluso, con el mayor hueco en el planeta, el Gran Cañón, las formaciones geológicas, comparadas con el registro completo, están terriblemente incompletas.

La investigación exhaustiva de John Woodmorappe, quien ha analizado datos provenientes de todo el mundo con la Columna Geológica, lo ha llevado a la siguiente conclusión:

Ya que sólo un pequeño porcentaje de la superficie de la tierra contiene una significativa porción de la columna geológica, se convierte en un ejercicio gigantesco de súplica e imaginación para el paradigma evolucionista-uniformitario, el mantener siquiera que hubo períodos geológicos.  Su  declaración de que tuvo lugar una continua secuencia de roca/vida/tiempo de diez bio-cronológicas «capas de cebolla» (lo que es la Columna Geológica) sobre la tierra es por consiguiente una artimaña fantástica e imaginativa. 

MÁS DESAFÍOS GEOLÓGICOS


El concepto de la Columna Geológica también reposa en la presunción de que largos períodos de tiempo transcurrieron entre cada estrato.  John Morris, geólogo y Presidente del Institute for Creación Research (Instituto para la Investigación de la Creación), da evidencias en su libro, The Young Earth (La Tierra Joven), que contradicen las declaraciones y señalan la rápida disposición de material de roca por un evento catastrófico.

  • Características de la superficie

Marcas onduladas, gotas de lluvia y huellas de animales se encuentran en las rocas sedimentarias.  Estas impresiones tuvieron que tener las condiciones apropiadas para endurecerse.  El material de roca al parecer estaba lo suficientemente suave para hacer impresiones, pero tuvo la capacidad para endurecerse rápidamente.

  • Bioturbación

La actividad biológica en la parte superior de la superficie puede fácilmente destruir la estructura interna de las capas de roca sedimentaria.  La tierra ha sido siempre biológicamente activa y, por consiguiente, todos los efectos de capas deberían ser nulos.  Éste no es el caso.  Hay una evidente disposición de capas como panqueque en el registro geológico, demostrando que no hubo ninguna actividad biológica.  Las capas tuvieron que suceder catastróficamente.

  • Falta de capas en el suelo

Si cada capa representa un largo período de tiempo, entonces la actividad de fuerzas vivientes y no vivientes sobre la tierra habría producido desgaste, erosión por el agua y deterioro químico.  Las interacciones biológicas con la tierra habrían formado una capa en el suelo.  Los suelos aportan soporte a todos los seres vivientes.  Las capas de rocas no tienen evidencia fosilizada de una existencia pasada de suelo orgánico.  Hay capa sobre capa de roca y ningún rastro de material orgánico fosilizado.  Uno tendría que llegar a la conclusión de que las capas de esta roca fueron hechas por un evento de una sola ocasión, y no múltiples períodos en rangos de tiempo en millones de años, como los evolucionistas proponen para la Columna Geológica.

  • Deformación de sedimento blando

Las capas sedimentarias están deformadas en algunos lugares.  Estas capas se curvaron como una onda o se torcieron en forma hacia abajo o hacia arriba.  ¿Cómo la roca dura y quebradiza se dobló sin fracturarse?  De acuerdo con el modelo del Diluvio global, hubo calor y sedimentos cayendo durante el evento, dando así el efecto de capas.  Los sedimentos eran suaves y pudieron moldearse fácilmente al comienzo de este proceso.  Gradualmente se asentaron y endurecieron en la forma que los vemos hoy.

  • Fósiles en Múltiples Estratos

Numerosos ejemplos de árboles que se han petrificado y pasado a través de varias capas de roca han sido descubiertos en el registro fósil.  Estos árboles de piedra están incrustados verticalmente en las capas de la columna geológica, supuestamente a través de miles de millones de años.  Esto es una pesadilla para los evolucionistas.  Los creacionistas han explicado esto científicamente, usando el modelo del Diluvio, demostrando que la fuerza catastrófica de las crecientes y el movimiento de la superficie de la tierra desplazó esos árboles.  Mientras los sedimentos comenzaron a caer, haciendo las capas de roca, así los árboles cargados y desequilibrados, aterrizaron verticalmente en los sedimentos.  Cuando la tierra comenzó a drenarse, las rocas sedimentarias fueron endurecidas en capas alrededor del árbol, haciéndolo un fenómeno geológico.

 

FÓSILES Y EVOLUCIÓN


En teoría, el registro fósil debería ser una excelente fuente de evidencia para la evolución.  Dada la afirmación de que es el registro de cientos de millones de años de cambio evolutivo, debería mostrar ejemplos del desarrollo de cada especie en cada paso del proceso de evolución.  Pero de hecho, no lo demuestra.  Esto es una vergüenza.  Durante décadas, paleontólogos han admitido que el registro fósil es penosamente incompleto.

El árbol de la evolución que han propuesto, debería ser respaldado con evidencia fósil real.  Cuando evaluamos lo que ha sido encontrado, uno habría de concluir que la alacena está vacía.  Millones de millones de fósiles han sido recolectados hasta la fecha, pero no hay evidencia de fósiles de transición, esto es, fósiles de organismos en una etapa intermedia de desarrollo entre los pasos de la escalera evolutiva.  Es más, estos fósiles están incompletos y dan paso a muchas interpretaciones.  El estatus intermedio es basado en unas afirmaciones altamente cuestionables, a menudo una situación de contienda por otros científicos evolucionistas.   

En la actualidad, el registro fósil concuerda con la idea de clases distintas y separadas, justo como está dicho en Génesis 1:24: «Luego dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes según su género, bestias y serpientes y animales de la tierra según su especie.  Y fue así».

El Doctor Tom Kemp, director de la colección del zoológico en el Museo de Historia Natural de Oxford, escribió que:

Como es bien sabido, la mayoría de las especies de fósiles aparecen instantáneamente en el registro, persisten por algunos millones de años virtualmente sin cambiar, sólo para desaparecer abruptamente.

El ya fallecido, Stephen Jay Gould, un paleontólogo de Harvard, dijo que:

Los árboles evolutivos que adornan nuestros libros de texto tienen información sólo en las puntas y en los nodos de sus ramas; el resto es deducción, aunque razonable, pero no es la evidencia de los fósiles.

La extrema rareza de formas transitorias en el registro fósil persiste como el gran secreto de la paleontología –nosotros mismos nos imaginamos como los únicos verdaderos estudiantes de la historia de la vida–, al final para preservar nuestra historia preferida de la evolución por selección natural, tan mala vemos nuestra información que nunca vemos el proceso mismo que profesamos estudiar.

La historia de la mayoría de las especies fósiles incluyen dos características particularmente inconsistentes con el gradualismo: 1) Estaticidad: la mayoría de las especies no muestran cambio direccional durante su estadía en la tierra. Aparecen en el registro fósil viéndose muy exactos a como cuando desaparecieron; el cambio morfológico es usualmente limitado y sin dirección; 2) Aparición repentina: en cualquier área local, una especie no se levanta gradualmente por la continua transformación de sus ancestros; aparece toda de una vez «totalmente formada».